Perspectivas de bioética /

Colaborador(es): González Valenzuela, Juliana [Coordinador ]Tipo de material: TextoTextoIdioma: Español Series Colección: Filosofía: México : Universidad Nacional Autónoma de México, (UNAM); Fondo de Cultura Económica, (FCE), 2008Descripción: 378 páginas ; 21x13.5 cmsTipo de contenido: texto Tipo de medio: sin mediación Tipo de portador: volumenISBN: 9789681685461 (FCE); 9789703251810 (UNAM)Tema(s): Bioética -- Filosofía | Ética médica | Bioética | Ética médica | Ciencia -- ÉticaClasificación CDD: 174.957
Contenidos:
Primera parte Bioética, concepto y métodos - Bioética, derecho y derechos humanos - Bioética y biopolítica - Bioética y biomediicina - La bioética y biomedicina - La bioética desde una perspectiva filosófica Segunda parte La bioética pregunta - Ética médica - Responsabilidad social: Salud pública e investigación en salud - La bioética pregunta. Código ético del instituto de investigaciones Biomédicas - Reflexiones sobre el concepto de dignidad humana y su proyección en el campo de la bioética - Las neurociencias y la ética: Neuroética - Una visión ecológica sobre la ética ambiental - Ciencia, (bio)tecnología y sociedad
Resumen: Respecto a la revolución biológica, son decisivos dos reencuentros. con Darwin, a partir del cual se da la consolidación de la biología evolutiva, y con Mendel, de donde surgirá el extraordinario desarrollo de la nueva genética, ahora comprendida como "genómica". Tal revolución implica, por un lado, reconocer el origen terrenal del hombre: el hecho de que éste sea un animal más, particularmente emparentado con los simios, obliga a admitir que las especies evolucionan, que no son "esencias inmutables", ajenas al proceso de la selección natural; e implica, en suma, asumir que la evolución es creadora, y, a la vez, conservadora de la vida. Y, por otro lado, la revolución de la biología molecular conlleva los sucesivos hallazgos de la nueva genética: la revolución del "secreto de la vida" en la estructura helicoidal del ADN; la secuenciación del genoma humano y de otros muchos seres vivos; el paso del saber de los genomas al de proteínas (de la genómica a la "proteómica2, el surgimiento de la medicina genómica y de la farmacogenómica). Todo lo cual trae consigo una nueva idea del hombre: "hombre biológico", "hombre genético", "hombre neuronal". O sea, otra verdad acerca de lo que es el ser humano es bien lejana de las tradicionales verdades filosóficas y religiosas. Y junto con los cambios revolucionarios que conllevan los hallazgos de la biología evolutiva molecular, se producen los extraordinarios avances de la biotecnología, la cual es tanto base para la adquisición de los nuevos conocimientos, como receptora de éstos para su aplicación y utilización; pues no se trata ya sólo de "ciencia" sino de "tecnociencia", no sólo de conocer sino de intervenir y manipular la realidad conocida, de transformarla de acuerdo a intereses prácticos humanos.
Lista(s) en las que aparece este ítem: Ética médica
Etiquetas de esta biblioteca: No hay etiquetas de esta biblioteca para este título. Ingresar para agregar etiquetas.
    Valoración media: 0.0 (0 votos)
Tipo de ítem Ubicación actual Colección Signatura Estado Fecha de vencimiento Código de barras
Libros/General Libros/General Biblioteca Central
En estantería
Colección General 174.957 P467 Disponible 81036

Incluye índice

Primera parte
Bioética, concepto y métodos - Bioética, derecho y derechos humanos - Bioética y biopolítica - Bioética y biomediicina - La bioética y biomedicina - La bioética desde una perspectiva filosófica
Segunda parte
La bioética pregunta - Ética médica - Responsabilidad social: Salud pública e investigación en salud - La bioética pregunta. Código ético del instituto de investigaciones Biomédicas - Reflexiones sobre el concepto de dignidad humana y su proyección en el campo de la bioética - Las neurociencias y la ética: Neuroética - Una visión ecológica sobre la ética ambiental - Ciencia, (bio)tecnología y sociedad

Respecto a la revolución biológica, son decisivos dos reencuentros. con Darwin, a partir del cual se da la consolidación de la biología evolutiva, y con Mendel, de donde surgirá el extraordinario desarrollo de la nueva genética, ahora comprendida como "genómica".
Tal revolución implica, por un lado, reconocer el origen terrenal del hombre: el hecho de que éste sea un animal más, particularmente emparentado con los simios, obliga a admitir que las especies evolucionan, que no son "esencias inmutables", ajenas al proceso de la selección natural; e implica, en suma, asumir que la evolución es creadora, y, a la vez, conservadora de la vida. Y, por otro lado, la revolución de la biología molecular conlleva los sucesivos hallazgos de la nueva genética: la revolución del "secreto de la vida" en la estructura helicoidal del ADN; la secuenciación del genoma humano y de otros muchos seres vivos; el paso del saber de los genomas al de proteínas (de la genómica a la "proteómica2, el surgimiento de la medicina genómica y de la farmacogenómica).
Todo lo cual trae consigo una nueva idea del hombre: "hombre biológico", "hombre genético", "hombre neuronal". O sea, otra verdad acerca de lo que es el ser humano es bien lejana de las tradicionales verdades filosóficas y religiosas.
Y junto con los cambios revolucionarios que conllevan los hallazgos de la biología evolutiva molecular, se producen los extraordinarios avances de la biotecnología, la cual es tanto base para la adquisición de los nuevos conocimientos, como receptora de éstos para su aplicación y utilización; pues no se trata ya sólo de "ciencia" sino de "tecnociencia", no sólo de conocer sino de intervenir y manipular la realidad conocida, de transformarla de acuerdo a intereses prácticos humanos.

Departamento Clínico

Español

No hay comentarios en este titulo.

para colocar un comentario.